,
panama economy Insight

 

Share |

Dos millones de hectáreas de bosques deforestadas en Panamá

Abril 5, 2011

Carlos Gómez, Ingeniero Forestal del departamento Forestal de la Dirección de Gestión Integrada de Cuencas Hidrográficas de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), reveló el 31 de marzo que en Panamá existen aproximadamente 2 millones de hectáreas deforestadas de la cobertura boscosa, de las cuales sólo se han logrado reforestar cerca 75 mil hectáreas en todo el territorio nacional.

Gómez manifestó que, según investigaciones sobre el estado de los bosques nacionales, en Panamá hay 3 millones de hectáreas de bosques lo que equivale al 43% de las reservas forestales del país. En el año 2000 existía en el país una cobertura boscosa de 33 mil 645.91 kilómetros cuadrados de bosques equivalentes a 3 millones 364,591 hectáreas lo que representaba el 45% de la superficie total del territorio nacional. Para ese entonces las provincias que registraron una mayor extensión de bosques fueron, Darién, Panamá y Bocas del Toro, así como también la comarca Emberá, representando todas éstas el 50.2 % del la cobertura boscosa del territorio nacional. En contraposición entre las regiones que mostraron bajos porcentajes de bosques figuraban los Santos y Herrera con registros del 0.83 y 0.28 por ciento, según reflejaba el informe de cobertura boscosa y uso de suelo de Panamá del año 2000.

Gómez indicó que el aumento de la deforestación trae consecuencias negativas para el país, tales como la perdida de suelos, de biodiversidad y la desaparición de plantas y animales y que, además, provoca afectación en las fuentes de recursos hídricos. También recalcó que la ANAM no puede llevar el control absoluto para evitar la devastación boscosa y que para eso se necesita trabajar en conjunto con otras instituciones y empresas, a fin de poder llevar a cabo más proyectos de reforestación que ayuden a regenerar la cobertura boscosa del país.

Por otra parte, Rafael Perea, también Ingeniero Forestal de la ANAM, dijo que entre las zonas más afectadas por la degradación forestal figuran la comarca Ngöbe-Buglé y las sabanas Veragüenses, así como también las provincias de Herrera, Los Santos y Coclé, que son estas últimas áreas altamente utilizadas para la ganadería extensiva y las actividades agropecuarias. Destacó que en la actualidad se han desarrollado una serie de programas de reforestación con especies nativas y exóticas en las provincias de Panamá (19,293 ha), Veraguas (13,839 ha), Darién (11,502 ha), y Chiriquí (9,068 ha).

La ANAM recalca en medio de toda esta reforestación “que la ley 5 de enero de 2005 sobre delito ecológico establece que quien sin autorización de la autoridad competente o incumplimiento de la normativa existente, tale, destruya o degrade formaciones vegetales arbóreas o arbustivas constitutivas de bosques primarios o sujetas a protección especial, en áreas protegidas, en cuencas hidrográficas, en zonas prohibidas o restringidas, o cuando estas protejan vertientes que provean de agua potable a la población, será sancionado con pena de 2 a 5 años de prisión y con 100 a 150 días-multa y multas de hasta 10 mil dólares.” 

Vea además: